Asesoría Presencial

Capital Social de una empresa: definición y características

Capital Social

¡Bienvenido! En este post encontrarás todo lo referente al Capital Social de una empresa. Te diremos cómo se forma y cuáles son sus características. Además, te explicaremos la discrepancia que existe entre éste y el patrimonio de una empresa.

¿Qué es el Capital Social de una empresa y cómo se constituye?

Si tienes conocimientos acerca de qué son las Sociedades Mercantiles, puede que hayas oído acerca del Capital Social de una empresa. No obstante, muchos confunden esta capital con el Patrimonio. Y es ahí donde las dudas surgen sobre qué es el Capital Social de una empresa.

Si eres trabajador autónomo y estás considerando en crear una sociedad y/o pertenecer a una, debes tener claro los conceptos. Pero, antes de entrar en detalles sobre las diferencias entre ambos, debemos cumplir con el objetivo principal de este artículo. Empecemos:

El Capital Social de una empresa se crea a partir de los aportes que cada socio otorga. Para la constitución de la Sociedad mercantil. Estos ingresos, se van sumando a medida que los socios se van integrando al negocio. Pudiendo ser en transacción monetaria o por bienes y derechos patrimoniales. Ya sea de uno o varios socios, que dispongan de esta alternativa.

Capital Social

Por lo tanto, se genera un compromiso financiero entre los socios. El objetivo principal, es reunir los fondos necesarios, para iniciar proyectos en conjunto y beneficiarse de las actividades comerciales. Ahora, si por alguna razón, la Sociedad se disuelve, los aportes se repartirán equitativamente, según lo acordado.

Requisitos para constituir una empresa

Para que una Sociedad mercantil se construya, hay ciertos factores que se deben tomar en cuenta. Por ejemplo: el tipo de Sociedad que quieres crear o en la que deseas participar. Aunado al establecimiento de objetivos y plan de acción referente a las operaciones que se harán. No obstante, una de las cosas más importantes en la constitución de la Sociedad es su Capital Inicial. El cual debe ser aportado con mucha precaución.

Los socios que ingresen el Capital Social de una empresa, deben garantizar la disposición de dichos ingresos. Ya sea para beneficio de la Sociedad o el resguardo de la misma. Es decir, cada socio debe tener control absoluto de estos aportes pasivos (Capital Inicial). Por lo que no se admiten préstamos bancarios a nombre de la Sociedad. 

Capital Social

Lo ideal, en estos casos, sería que el socio pidiera un crédito personal, para que éste sea su aporte a la Sociedad mercantil. Mantén esto presente: puedes tener deudas financieras personales más no debes crear una con tus socios. Esto es indispensable para hacer que la actividad comercial no se vea afectada.

Capital Social de una empresa y el Patrimonio

Ahora bien, la diferencia entre el Capital Social de una empresa y el Patrimonio. Sabiendo el concepto del Capital Social y su propósito en la constitución de las Sociedades mercantiles podemos decir lo siguiente: 

El Patrimonio es el total de los bienes, deudas, derechos y obligaciones que posee una empresa. Por lo tanto, mientras que el Capital Social, sirve de recaudo para iniciar las actividades comerciales. El Patrimonio se encarga de aglomerar todas las acciones que genera la Sociedad mercantil.

¿Cuál es el Capital Social mínimo para crear una empresa?

Ahora que ya sabes la diferencia entre Capital Social y el Patrimonio de una empresa. Procedemos a explicarte los montos que exige la Ley para constituir una Sociedad mercantil en España. Específicamente una Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.L.).

Según el artículo 4 de la Ley de Sociedad de Capital, establece mínimo 3.000 euros, para constituir una Sociedad Limitada. Mientras que cualquier cifra inferior a ésta, será negada. No obstante, los socios podrán alcanzar esta cifra con aportes menores al Capital Social de la Sociedad. Y de igual forma cumplir con el apartado legal. Lo mismo ocurriría con las Sociedades Anónimas (S.A.), que tienen un Capital mínimo de 60.000 euros para su constitución.

Una vez que se obtenga este Capital, las actividades comerciales de la Sociedad, pueden iniciar. Pero, ¿por qué es tan importante la aportación de estas cifras? Te explicamos: Al crear una Sociedad mercantil, existe el beneficio de lucrar e impulsar tu negocio con el apoyo de socios.

No obstante, debes tomar en cuenta que una Sociedad no es permanente. Y puede disolverse por varias razones. La primera, por la excelente causa de haber logrado los objetivos comerciales. La segunda, porque uno de los socios ha decidido retirarse. Y la tercera, por motivos de insolvencia.

Capital Social

En este punto, es importante hacer énfasis en la importancia de los aportes del Capital Social de una empresa. Tienen que ser propios del socio y no de la banca. Porque si ocurre un caso como las deudas financieras a otras entidades comerciales. Los socios ponen en garantía el Patrimonio, para solventarlas, no el de la empresa.

¿El Capital Social de una empresa puede cambiar?

Sí. De hecho, a los socios no se les exige una cantidad mínima o máxima de aporte inicial. Eso sí, la contribución para participar debe ser significativa, pero no amerita que llegue a un nivel de riqueza excesivo para ser socio.

Con esta forma de negocio, es comprensible que el Capital Social pueda cambiar con el tiempo. Pudiendo ir en aumento o reducirse. Ahora, estos cambios deben ir acorde con los parámetros financieros que se establecen en la Ley.

Por ejemplo, cuando una empresa presenta déficit en su solvencia, a pesar de las contribuciones de los socios. Se pueden tomar medidas para aumentar el Capital Social con motivos de compensación de créditos. Siempre y cuando, los acreedores se conviertan en socios de pleno derecho. 

O puede ocurrir lo contrario. Se disminuye el Capital Social, en caso de ser una Sociedad Anónima o Sociedad Limitada. Para balancear las finanzas y tener control, tanto del Capital Social, como del Patrimonio neto.

Ahora bien, estos aumentos y reducciones se deben hacer siguiendo un protocolo. Por ende, debe haber cumplimiento de requisitos y establecerse acuerdos entre los socios, para su efectividad. Para ello, te puntualizamos qué se hace en estos casos:

Aumentos
  • Realizar Junta General: todos los accionistas deben ser convocados a la Junta, para determinar el aumento del Capital Social. Y aprobarlo.
  • Cambio en los Estatutos Sociales: es lo primero que se debe hacer ante el cambio de aportes al Capital Social de una Empresa.
  • Modificación oficial ante una escritura pública: en términos legales, esta sería la opción viable para confirmar el cambio y aprobación final de los socios involucrados.
  • Presentar documento legal en el Registro Mercantil: la escritura pública firmada ante notario, deberá presentarse ante el ente para ser reconocida por terceros (relacionados con la empresa).
Capital Social
Reducciones
  • Convocatoria a una Junta General: 

A diferencia de los aumentos en el Capital Social, las reducciones son más complejas. Al menos en su gestión, dado a que algunos socios pueden no estar de acuerdo o tener la obligación de ceder a los aportes con ciertos criterios.

A este proceso de cambio se le denomina “operación acordeón”. Cuya estrategia es establecer una regulación que empieza por reducir los aportes y ampliarlos gradualmente. Esta táctica, se aplica más que todo cuando hay un desbalance en los fondos de una Sociedad.

  • Establecer la regulación de aportes: 

Teniendo en cuenta, lo que mencionamos anteriormente. Tras la Junta General, se debe establecer el acuerdo de los aportes y número de acciones. Que cada socio está dispuesto a pagar por el Capital Social de la empresa.

  • Modificar los Estatutos Sociales:

En este punto, se debe detallar cada proceso de cambio que tendrá el Capital Social de la empresa. Colocando primero su valor neto, el no desembolsado, la forma de pago. Y el plazo máximo acordado que tendrán los dividendos en la liquidación. Aparte, se colocará el valor nominal, importe desembolsado, la clase y serie de los derechos que tenga cada socio.

Capital Social

Tipos de Capital Social en las empresas

Al principio, llegamos a mencionar que el aporte al Capital Social de una empresa, puede ser de 2 formas. Con dinero o con Patrimonio del socio. Ahora bien, como ya sabemos que el Capital Social puede cambiar. ¿Qué rango tienen los socios como mayor aporte?

Mientras más contribuya un socio al Capital Social de la empresa, mayores beneficios obtiene. Y no solo en el ámbito financiero, como accionista. También tiene voz y voto en la gestión de la Sociedad, como tal. Es decir, su opinión tiene mayor peso en la toma de decisiones que se hagan en la empresa. De la misma manera que tiene mayor carga de responsabilidad, para que la empresa se mantenga y funcione bien.

Características y elementos del Capital Social de una empresa

Hemos cubierto gran parte del contenido de este artículo, pero antes de que te vayas, necesitas saber cuáles son los elementos del Capital Social de una empresa. A continuación, te presentamos un listado con las características más relevantes:

  • El aporte del Capital Social debe hacerse justo en el momento de constituir la Sociedad. Ni antes ni después.
  • Los socios pueden dar sus aportes al Capital Social de la forma que mejor les convenga (dinerada o no dinerada). 
  • El Capital Social de la empresa puede aumentar en caso de deudas. Y puede hacerse para reintegrar las aportaciones a los socios o aumentar el capital de la Sociedad.
  • El Capital Social de la empresa se puede disminuir. Siempre y cuando se cumplan los requisitos de regular tal reducción. Permitiendo a los socios tomar la decisión de acceder u oponerse).
  • El Capital Social se administra en una cuenta bancaria a nombre de la empresa, para mayor seguridad y gestión. 
  • En caso de pérdidas financieras, el Capital Social queda resguardado y se usa el Patrimonio para solventarlas.
  • Con el Capital Social, se establece la garantía a terceros, en casos de liquidación o quiebra. Aparte de los aportes que le corresponde a cada socio.
  • Se deben respetar y cumplir con el Capital mínimo que se exige para la constitución de una Sociedad.
  • Una Sociedad puede ser forzada a disolverse. Si el Patrimonio de la Sociedad alcanza niveles inferiores en comparación con la mitad del Capital Social. A no ser que se aumente el Capital Social para revertir las pérdidas.

Por otro lado, te presentamos los elementos que constituyen al Capital Social de una empresa. Y las funciones que tiene cada uno dentro del régimen de la Sociedad. Siendo los más importantes a la hora de calcular los ingresos. Si lo deseas, puedes tomar nota de cada uno de ellos.

Capital Social
  1. Activos: nos referimos a las facturas pendientes por cobrar, dinero en efectivo, deudas y equipos o edificios que posee la empresa. De ser así, se realiza una devaluación de los últimos dos.   
  2. Pasivos: vienen siendo los gastos que ha tenido la empresa y las deudas. 
  3. Patrimonio neto: es el resultado de la resta de los pasivos con los activos.
  4. Reserva legal: es el dinero que se retiene a modo de ahorro obligatorio, en la empresa. Sirviendo como plan de contingencia ante las pérdidas que pueda sufrir la Sociedad. Por lo tanto, se exige a los socios retener un 10% de los beneficios anuales, para crear la reserva legal hasta cumplir con el 20% del Capital Social de la empresa. 
  5. Resultados de ejercicios (año anterior): dicho cálculo se hace restando la reserva legal con el Patrimonio neto. El resultado final, equivale al total del Capital Social de la empresa. Incluyendo los aportes de tipo dinerarios o no dinerarios.

Conclusión

En una Sociedad, se puede ganar o se puede perder. Pero todo dependerá de cómo se realiza la gestión de la actividad comercial. Y el compromiso profesional que tengan los socios con el negocio. En fin, ahora que ya sabes todo acerca del Capital Social de una empresa, ¿te animarías a invertir en la constitución de una sociedad?

¡Sería genial! Solo debes tener en cuenta, toda la información que te hemos otorgado acerca de los aportes, montos mínimos y las medidas preventivas que se toman cuando las cosas no van tan bien. Nadie dijo que hacer negocios es tarea fácil, pero para ello existen las ganas de aprender y obtener experiencia. Si lo deseas, puedes leer más contenido relacionado a los tipos de empresa y sociedad. ¡Hasta la próxima! 

Capital Social

¡Comparte!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest
OUR PROPRIETOR
Willaim Wright

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Servicios

Asesoría Online

Asesoría Online para autónomos y empresas en España. Recibe consultoría y asesoría profesional de expertos del sector empresarial, legal y financiero.

Gestoría Online

Getoría Online para autónomos y empresas en España. Deja en nuestras manos todo tipo de trámites administrativos y gerenciales de tu empresa o proyecto.