Asesoría Presencial

¿Qué son los intereses de demora y cómo pagarlos?

Intereses de demora

Esas deudas que tienes pendiente por préstamos incluyen intereses de demora. Pero, ¿qué son y a qué se debe este recargo? En este post te diremos el propósito de este tipo de interés y cuáles son las implicaciones que trae. Además, te indicaremos cuándo debes pagarlo o en todo caso, reclamar por un incremento desproporcionado. 

Al no pagar tus cuentas a tiempo, especialmente si debes a una entidad bancaria, es probable que tengas intereses moratorios. El interés de demora viene siendo el recargo de la deuda que tengas -financiera o fiscal-. En general, se establece una ponderación media para sumarla al monto de la cuota y/o importe total de la deuda.

No obstante, los bancos suelen pasarse de listos y quieren cobrar más de la cuenta. Poniendo el porcentaje de interés de demora más alto de lo que debería ser. Pero, antes de llegar a los inconvenientes que tienen estos intereses de demora. Te indicaremos sus características y la manera en que funcionan.

¿Cuándo se aplican los intereses de demora?

Los intereses moratorios o de demora solo deben ser aplicados si el deudor comienza la acumulación de impagos. Por cada abono que aplace para cancelar el préstamo, más intereses tendrá al final. Para ello, es recomendable que todos se lleven un control de las cuentas. Y se tome nota (recordatorio) de las fechas de vencimiento de las cuotas. Para poder pagarlas a tiempo.

Ahora, como bien hemos mencionado hace poco, los intereses por demora tienden a ser un poco controversiales cuando se aplican de manera incorrecta. Ya sea por tener incrementos descomunales o ser aplicados después del contrato. 

¡Así es! Los intereses de demora no son un proceso financiero preestablecido en todas las deudas.  Así que debes asegurarte de que dicho interés por demora, sea anunciado previamente en el contrato del préstamo.

Intereses de demora

De lo contrario, se estaría aplicando ilegalmente. En ese caso, se procede a realizar una reclamación por intereses abusivos. Para modificar el importe pendiente y exigir la devolución de diferencia. Aunque, por lo general, esta solicitud suele ser ignorada por los bancos. Y como última opción, los clientes interponen una demanda ante los tribunales, para exigir que respeten sus derechos.

Requisitos para cobrar intereses de demora

Teniendo en cuenta que puedes reclamar intereses abusivos. También debes tener claro de las implicaciones que hay al aceptar un contrato donde se estipulan debidamente los intereses moratorios. Porque una cosa es que se omitan en el contrato para que el banco gane ventaja económica y otra es querer evitarlos por completo. Y ahí, sí es una falta de compromiso por parte del cliente deudor.

  • Todos los intereses deben ser previamente indicados en el contrato. Y solo deben establecer con la condición de pagos atrasados. A excepción de las operaciones comerciales que no tengan consumidores.
  • Los abonos solo serán recibidos en dinero. 
  • No se permiten cláusulas donde el cliente puede negarse a pagar intereses por demora. Sin embargo, de no existir un contrato que anuncie la obligación para con el acreedor, de pagar intereses por demora. Puede abstenerse al pago de los mismos
  • La entidad bancaria debe cumplir con el contrato: esto incluye notificar al cliente cualquier impago que tenga, aplicar el porcentaje establecido, etc.

Nota

Es importante aclarar, que dichos intereses tienen el propósito de servir como una indemnización por el retraso de los pagos. Y no verlos como una sanción que se impone a los clientes. Por lo tanto, una deuda siempre debe ser saldada, no importa cuánto tiempo te lleve cancelarla.

Intereses de demora según el tipo de contrato

Ahora que ya sabes cuándo se aplican y la forma correcta de hacerlo. Es momento de indicar cuándo se comienza a sumar el recargo de estos importes. Y para ello, se realiza la segmentación en 2 grupos. Los intereses moratorios que se asignan a los contratos con personas particulares y en las operaciones comerciales. ¿Por qué dividirlos? Te lo explicamos a continuación: 

En un contrato con intereses de demora para personas particulares. La recarga del importe comienza al momento de notificar al deudor sobre el pago atrasado. Este aviso, en sí, se puede hacer por la vía regular, correo electrónico, mensaje o llamada. O, también por vía judicial, si es necesario. No obstante, aun si el banco no ejerce el derecho de reclamo, queda implícito el recargo de los intereses moratorios.

Por otro lado, en contratos con intereses de demora en operaciones especiales, el banco no está obligado a notificarlos. Por lo tanto, la recarga del importe se hace automáticamente cuando se cumple la fecha de vencimiento.

Intereses de demora

En caso de que la deuda se aplique en las cláusulas de la Ley de Morosidad, se otorga un plazo de 60 días. Justo después de la recepción de la mercancía o prestación del servicio. Siempre y cuando sea para operaciones realizadas entre empresas. Sin embargo, al tratarse de impagos ante la Administración de la empresa, el plazo es más corto (30 días).

Nota

Otra diferencia entre los contratos con intereses de demora para personas particulares y con operaciones especiales/mercantiles es: la legislación. Mientras que el primero se rige por el Código Civil (artículo 1100 en adelante), el de operaciones especiales se establecen por la Ley 3/2004 de 29 de diciembre.

¿Cómo hacer los cálculos correctos de intereses de demora?

Quién conozca el sector de las finanzas, tiene fácil la tarea de sacar cuentas y hacer los cálculos respectivos en el momento oportuno. Sin tantos problemas y, mejor aún, sin dudas al respecto. Pero, también hay personas que no tienen tanta habilidad con los números y a veces resulta difícil.

No obstante, esto no es impedimento en absoluto para saber cuántos intereses de demora tienes acumulados en deudas. De hecho, estas matemáticas son simples. Lo complicado es conseguir el dinero que probablemente te esté faltando para solventar el préstamo.

En fin, antes de empezar a sacar cuentas, primero debes estar consciente de cuanto es el porcentaje que se está cargando. Por lo general, el índice porcentual se establece entre las partes -proveedor y consumidor-, teniendo las llamadas “condiciones de pago” de una factura. De no ser así, el interés será aplicado según lo que estipule la Ley de Presupuestos Generales del Estado (anualmente).

Teniendo esto en cuenta, se procede a anotar la cifra correspondiente a la deuda total y la multiplicamos por el tiempo que tienes de retraso en el pago. Es decir, los días que han transcurrido desde la fecha de vencimiento. Luego, el resultado lo divides por la duración del año (365). Acto seguido, el total que te dé los multiplicarán por el tipo de interés de demora. Ahora, para que lo entiendas un poco mejor, te simplificamos la fórmula:

Supongamos que tienes una deuda de 2.514.5€ vencida desde hace 3 meses con el interés legal de 3%. El cálculo que harás es el siguiente: 2.000 x (30 / 365) x 0,03 = 4.93€. Finalmente, tienes el recargo por intereses de demora.

Importante

Aparte de pagar por las deudas, el banco también puede exigir al cliente que se haga cargo de cubrir los gastos. Relacionado a los trámites que surgieron del reclamo para exigir la deuda. Siempre y cuando la deuda esté sujeta a las obligaciones que se estipulan en la Ley de Morosidad. 

Inconvenientes con los intereses de demora

Aquí es donde entran los casos de intereses abusivos. Los cuales tienden a afectar una parte muy importante del sector financiero. Y es que, cuando los intereses son muy altos, el deudor no cuenta con suficientes fondos para cubrir la deuda que se ha comprometido a pagar en un principio. Lo que hace imposible poder reducir el índice de impagos en las instituciones bancarias y/o sociedades mercantiles, por ejemplo.

Intereses de demora

Por eso, se establecen regulaciones y convenios donde los intereses de demora son asequibles y es posible solventar las deudas. Y esto, no solo ocurre en España. Existen legislaciones a nivel mundial con relación a este tipo de interés y otros más.

Ahora, no tenemos el espacio o tiempo suficiente para mencionar cada una de las leyes existentes en el mundo. Sin embargo, podemos ofrecerte un listado de las regulaciones sobre intereses moratorios más conocidas y compararlo con las españolas.

  1. Colombia: en este país se aplica una tasa de por usura con tope máximo legal. Los acreedores que excedan de este límite, no podrán exigir el pago de los intereses moratorios.  
  2. México: siguiendo el mismo procedimiento de muchos países. Aquí, los intereses moratorios se calculan a base del importe que deben. Es decir, no se contará todo el monto del préstamo. Y se asignan topes máximos de intereses según las condiciones que haya en el contrato. 
  3. Ecuador: en esta nación  se estipulan diversos porcentajes para el interés de demora. Permitiéndole a los bancos, optar por la que mejor convenga y funcione para la solvencia de préstamos del cliente. La tasación de los intereses se establece en el directorio del Banco Central.
  4. Venezuela: el interés moratorio de este país se calcula sobre el pago mínimo vencido. Restando los intereses habituales del último pago cancelado. Luego, se multiplica por la tasa de interés por el plazo deudor y por los 365 días del año. La tasación del interés por demora, siempre deberá estar sujeta según el Banco Central de Venezuela

Intereses de demora según el tipo de préstamos

Así como la aplicación de intereses morosos de divide en grupos de contrato. Es de esperarse que exista la clasificación, por defecto, de los diversos tipos de préstamos. Y consigo, la variación de los intereses de demora en cuanto a la ponderación. A continuación, te decimos cuáles son estos préstamos sujetos al interés.

  1. Aplicación de interés Legal del dinero a falta de contrato

Esta variante de interés moratorio surge en los casos donde el deudor aplaza el pago de la cuantía acordada. Como bien hemos mencionado, los contratos deben ser cumplidos, tanto por el acreedor, como el consumidor. 

Si se ha aceptado previamente el convenio del pago por intereses de demora, lo último que el banco quiere es que falles a tu promesa. Primero, no quedas bien como cliente y segundo, puede resultar contraproducente porque generan más gastos de los necesarios.

Por otro lado, la importancia de establecer un contrato es que ambas partes estén claras de cuáles son sus obligaciones. Y, en caso de fallar al compromiso, estén conscientes de que puede haber resultados de demanda.

Ahora, si por alguna razón no existe un contrato, donde se especifique la cuantía de interés de demora para la recarga del impago. Automáticamente se concede el interés (porcentaje) legal del dinero, que se utiliza de forma general. Para calcular la indemnización y perjuicios por falta de pagos.

Intereses de demora
  1. Interés de mora procesal de reclamo por vía Judicial

Como lo indicamos hace renglones atrás, en forma informativa. Los deudores, aparte de los intereses de demora en las cuotas impagas, existen otros costes. Siendo los que se generan por la demanda de los pagos atrasados.

Los intereses procesales se aplican cuando se dicta sentencia o se hace una resolución para obligar al deudor a pagar liquidar la deuda. Dichos intereses se imponen anualmente, basándose en lo establecido en el contrato. O, se ejecutan a base del interés legal de dinero, sumándole 2 puntos al porcentaje. Por ejemplo: de 3% a 5% (ni más ni menos).

  1. Interés moratorio en préstamo hipotecario (vivienda principal)

En esta lista, no podían faltar los intereses en los préstamos para la compra de inmuebles. Siendo los más elevados y los más difíciles de aplazar, a no ser que quieras sufrir las consecuencias de un embargo.

En este tipo de préstamos las deudas que se acumulen siempre deben estar sujetos a intereses con el límite del porcentaje legal. Es decir, el interés legal de dinero llega a multiplicarse por 3 puntos. Pero, si los intereses por demora suben más de allí, se considerarán intereses abusivos.

  1. Interés de demora sobre préstamos personales

A diferencia de los préstamos hipotecarios. El porcentaje de este interés moratorio se le atribuyen 2 puntos más arriba del acordado en el contrato. O, en todo caso, se le adhiere el interés legal de dinero.

Para culminar. Queremos indicar una diferencia muy importante entre: intereses habituales, intereses de demora e intereses remuneratorios. Los primeros, son los que se aplican como contraprestación a un préstamo. 

Intereses de demora

Mientras que  los intereses remuneratorios son los pagos que debe hacerle al acreedor. Por el uso y provecho del dinero que le fue prestado. Siendo los de demora, la compensación por retraso en los pagos.

¡Comparte!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest
OUR PROPRIETOR
Willaim Wright

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Servicios

Asesoría Online

Asesoría Online para autónomos y empresas en España. Recibe consultoría y asesoría profesional de expertos del sector empresarial, legal y financiero.

Gestoría Online

Getoría Online para autónomos y empresas en España. Deja en nuestras manos todo tipo de trámites administrativos y gerenciales de tu empresa o proyecto.